Pasado un tiempo prudencial desde la presentación de la declaración de la renta, sucede a veces que todavía no se tienen noticias del ingreso correspondiente a la devolución y, para aumentar nuestra exasperación, se da el caso de que a la gente que conocemos, hace tiempo que les han ingresado este importe, sentimos entonces que nuestra orden de pago aparentemente ha caído en el limbo. Este retraso, normalmente, suele tener una circunstancia detrás que lo provoca.

Continue reading